Un proceso para toda la vida.

Objetivo de la formación: Suscitar, promover y alimentar la comunión con Jesucristo. Su finalidad no es meramente la transmisión de una doctrina, sino que es poner a la persona no sólo en contacto, sino en comunión con Jesucristo, mediante el encuentro personal con Él.

Busca ofrecer un proceso continuado de desarrollo integral y equilibrado en el que se adquiera:

  • Una forma de pensar: Capacidad para analizar las cosas que ocurren a la luz del Evangelio, desarrollar una percepción abierta y crítica de la cultura de nuestro tiempo.
  • Una forma de sentir: estar abierto a la llamada del Padre, ayudar al niño a hablar con Él, que entable una amistad con Dios. Educar en la afectividad, en el amor a los demás, en el estar atento al otro, en compartir alegrías y sufrimientos.
  • Una forma de actuar: una invitación a tener iniciativa, protagonismo, a que no se queden con los brazos cruzados. A pensar y desarrollar acciones transformadoras. A sentirse Iglesia y participe de su misión.

Un proceso conjunto: niños y familias

  • Creando espacios de encuentro en las diferentes reuniones y actividades entre padres y niños.
  • Dando continuidad a los contenidos y compromisos de cada reunión durante la semana, todo ello compartido con sus padres y madres.
  • Ofreciendo espacios, para la vivencia de la fe a padres y madres, con una misma metodología y contenidos, adaptados a su situación vital y edad.
  • Animando al desarrollo en la comunidad parroquial de una pastoral familiar en que se propicie los encuentros y actividades conjuntos de niños, jóvenes y adultos.

Grupo “Despertar Religiosio”

IMG_20190322_181903_HDR

Grupo de 2º de EPO

Grupo de 3º de EPO

Grupo de 4º de EPO

 

Grupo de 5º de EPO

 

Grupo de 6º de EPO

Grupo de 1º Eso

IMG_20190330_160624_781